La mejor garantía de preservar un modelo sindical participativo, reside en transmitir información puntual y conocimiento exacto de todas las materias que constituyen las relaciones laborales del Grupo Endesa

Uno de los pilares básicos que conforman el estilo sindical de Comisiones Obreras, es la responsabilidad de informar con agilidad y transparencia.


A partir de esta premisa y nunca en deterioro de los procesos asamblearios y la comunicación directa, presentamos este nuevo instrumento al servicio de los trabajadores/as del Grupo Endesa como reafirmación de nuestro compromiso histórico.

La puesta en marcha de esta herramienta participativa, está encaminada a proporcionar un amplio conocimiento de las materias que configuran nuestras relaciones laborales, con la finalidad de convertir al trabajador en protagonista activo en la defensa y mejora de sus derechos contractuales.


Con esta iniciativa nos proponemos facilitar una información homogénea, completa y actualizada y esperamos que nos hagais llegar vuestras consultas y propuestas, aceptando el reto de responder a ellas con la mayor celeridad posible y de forma personalizada.

Si logramos que este proyecto se convierta en algo útil para vosotros/as daremos por cumplido nuestro objetivo.

El cambio de estructura que propone la dirección en la negociación del V Convenio Marco de Endesa es la crónica de un naufragio anunciado

El nuevo modelo que se propone es malo para quien pertenezca al Nivel Competencial 0. También perjudica a los Niveles I y II. Con esta propuesta, las mejoras salariales dependerán de objetivos impuestos que pueden ser modificados o eliminados en cualquier momento.

 

​​​​​​​ NAUFRAGIO. Según la nueva propuesta de reordenación profesional, a salvo en las tres barcas está la alta dirección de Endesa y Enel, escapando del peligro. Los que flotan sobre el mar y la cubierta del barco representan a la plantilla de Endesa. El iceberg es la propuesta de la alta dirección.

de los puntos clave de la negocación del V Convenio Marco es la modificación de la estructura profesional que pretende la dirección. ¿Qué se propone exactamente? Se propone cambiar el actual modelo de Niveles Competenciales 0, I, II, III y IV por uno que denomina A, B y C, donde los NC 0, I y II pasarían a formar parte de un súper Grupo A, quedando el NC III como B y el NC IV como C. La idea, según expresión de la dirección, es “hacer equipos multidisciplinares y ajustados a la nueva organización”.

La plantilla debe conocer que se trata de un cambio cultural importante que se promueve desde lobbies y centros de poder que buscan avalar nuevos modos de crecimiento del capitalismo, esquivando aquellos defectos que ya han salido a la luz y han sido denunciados.

Su aplicación falla fundamentalmente en tres aspectos: la transparencia, la democratización de la toma de decisiones y la rendición de cuentas. Es significativo que este “revolucionario” modelo no afecte a directivos ni singulares, que siguen igual que hasta ahora.

¿Qué opina CCOO ante esta propuesta?

Lo primero es que los trabajadores que conformen el Grupo A se integrarán en una masa voluble y multiforme. Consecuencia inmediata del nuevo modelo propuesto es una devaluación salarial evidente, perdiéndose, por las buenas, cualquier perspectiva de carrera profesional en Endesa.

La desventaja es evidente para los actuales Niveles Competenciales 0, ya que devalúa su categoría, al igualarle a otros empleados que hasta ahora ocupaban un nivel ocupacional inferior. Por lo mismo, la plantilla que integre el Nivel Competencial 0 podría asumir tareas propias de los grupos I y II sin justificación alguna por parte de la dirección. Sus incrementos salariales dependerán siempre del cumplimiento de unos objetivos en cuyo diseño no participan y pueden ser cambiados o eliminados en cualquier momento.

Además del empeoramiento de las expectativas salariales, la nueva estructura profesional propuesta por la alta dirección produce un aumento del estrés del trabajador, ya que la experiencia laboral se convierte con este modelo en una lucha continua de todos contra todos.

A los Niveles Competenciales I y II les perjudica por la misma razón: las expectativas de poder promocionar profesional y económicamente se eliminan y, además, podrían realizar funciones y asumir responsabiliddes de nivel competencial superior sin aumentar el salario.

No somos cobayas de laboratorio

Además, este modelo es completamente ajeno a la cultura de Endesa, una compañía en la que -con el modelo actual- los trabajadores han aumentado la productividad, generando importantes beneficios a la empresa y dividendos a los accionistas. ¿Permitirás que Enel, disfrazada de alta direccion de Endesa, que en Italia no aplica este modelo, juegue con tu futuro como si fueras la cobaya de un laboratorio?

Por estos motivos, CCOO dice “no” a la propuesta de la dirección de cambio de estructura profesional. Es un modelo que otorga una inestabilidad crónica en nuestros puestos de trabajo sometidos a la vigilancia y a las decisiones discrecionales de una dirección que no tiene por qué justificarlas. El modelo nos estanca en lo salarial, pues renunciamos de forma expresa a subidas salariales reguladas. Los incrementos que se puedan producir siempre dependerán de proyectos puntuales con objetivos que no dependen de nosotros, en cuyos diseños no participamos, pero de cuyos eventuales fracasos nos harán responsables, independientemente de su idoneidad y del esfuerzo que haya puesto el trabajador o trabajadora.

Por último, es un modelo que reparte responsabilidades penales a puestos de trabajo que ahora no las tienen, y que, en la actualidad, recaen sobre los que sí las tienen asignadas, valoradas y reconocidas económicamente. La dirección intenta vendernos que no es así, pero ya hemos conocido múltiplies casos en los que, maliciosamente, se han pretendido derivar estas responsabilidades penales a trabajadores con menor nivel de resonsabilidad y nula capacidad en la toma de decisiones.

Ámbito