La mejor garantía de preservar un modelo sindical participativo, reside en transmitir información puntual y conocimiento exacto de todas las materias que constituyen las relaciones laborales del Grupo Endesa

Uno de los pilares básicos que conforman el estilo sindical de Comisiones Obreras, es la responsabilidad de informar con agilidad y transparencia.


A partir de esta premisa y nunca en deterioro de los procesos asamblearios y la comunicación directa, presentamos este nuevo instrumento al servicio de los trabajadores/as del Grupo Endesa como reafirmación de nuestro compromiso histórico.

La puesta en marcha de esta herramienta participativa, está encaminada a proporcionar un amplio conocimiento de las materias que configuran nuestras relaciones laborales, con la finalidad de convertir al trabajador en protagonista activo en la defensa y mejora de sus derechos contractuales.


Con esta iniciativa nos proponemos facilitar una información homogénea, completa y actualizada y esperamos que nos hagais llegar vuestras consultas y propuestas, aceptando el reto de responder a ellas con la mayor celeridad posible y de forma personalizada.

Si logramos que este proyecto se convierta en algo útil para vosotros/as daremos por cumplido nuestro objetivo.

Hoy más que nunca el Primero de Mayo es de tod@s

“Rajar de los sindicatos está de moda”, ha afirmado Iñaki Gabilondo. “El problema es que esa frase por la que suspiran los gobernantes "Qué bien estaríamos sin sindicatos" empieza a calar entre la gente de a pie, con un discurso cargado, sobre todo, de un enorme vacío de argumentos”.  Desde CCOO apelamos a la solidaridad, la valentía y el coraje de todos y todas.

Iñaki Gabilondo

Lo afirma uno de los principales comunicadores de España, Iñaki Gabilondo, en su texto titulado “Los sindicatos”, de la que ofrecemos extractos (aquí lo tienes completo): “Nueva moda. Rajar de los sindicalistas. Algo fácil y barato. (…) La destrucción del sindicalismo hace mucho más fácil la labor de los gobernantes, sin movilizaciones ni huelgas, de forma especial la de quienes dirigen tras la cortina. (…) El problema es que esa frase por la que suspiran los gobernantes "Qué bien estaríamos sin sindicatos" empieza a calar entre la gente de a pie, con un discurso cargado de improperios, gritos, oportunismo, mala leche y, sobre todo, un enorme vacío de argumentos” (…).

“Nadie se acuerda ya de la última huelga, aquella en que nadie de la empresa fue, excepto los dos afiliados que perdieron el sueldo de aquel día, para que luego se firmara un acuerdo que les subió el sueldo a todos. (…). O de Luis, ese hombre que estuvo 30 años cotizando, y que gracias a la prejubilación que se consiguió en su momento, puede ahora, con 60 años y despedido de su puesto, tirar para adelante sin necesidad de buscar un trabajo que nadie le ofrecería. Recuerden también a Marta, la chica de 23 años que estuvo aguantando un jefe miserable (…) que le obligaba a hacer más horas extras para tener un momento de intimidad donde poder acosarla mientras le recordaba cuándo le vencía el contrato. Hasta que su mejor amiga la llevó al sindicato (…) y ahora el tipo ha tenido que indemnizarla hasta por respirar”.

“Son muchos los que les deben algo a los sindicatos (…): El maestro que pudo denunciar al padre que le pegó en la puerta del colegio, los trabajadores que consiguieron que no les echaran de la Renault, la chica que pudo exigir el cumplimiento de su baja por maternidad en su supermercado. (…) Ya nadie se acuerda de dónde salieron sus vacaciones, los aumentos de sueldo (…), el derecho a una indemnización por despido, a una baja por enfermedad, o a un permiso por asuntos propios. (…) Pero qué fácil resulta rajar en este país. (…) Qué bien asfaltado les estamos dejando el camino a quienes realmente nos explotan cada día. (…) Sí. Dejemos que la patronal y los bancos regulen los horarios, las pensiones, los sueldos, las condiciones laborales y los costes del despido. Verán cómo nos va a ir con la reforma del mercado laboral, cuando los sindicatos dejen de existir y no puedan convocarse huelgas ni manifestaciones. Verán qué contentos se pondrán algunos cuando sepan que ya no estarán obligados a pagar las flores de los centenares de trabajadores que mueren todos los años, a costa de sus mezquindades”.

La situación en Endesa

En Endesa luchamos este año por nuestro convenio. Hoy más que nunca el Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, es de todas y todos. Tod@s estamos llamados a contribuir. Es libre de equivocarse quien opine que la dirección acierta con sus planteamientos de precarización, recortes, déficits de gestión y tanta falta de empatía con trabajadores y trabajadoras que han contribuido con su esfuerzo a los buenos resultados de Endesa. Apelamos a la solidaridad de todos y todas. Sobre todo, a la valentía y el coraje. No avanzamos hacia una empresa ni una sociedad mejor escondiéndonos para evitar enfrentarnos a quien pretende perjudicarnos. Es el momento. Los argumentos, la razón, están de nuestro lado.

En la última Junta General de Accionistas, Comisiones Obreras resumió en cinco puntos lo que pedimos a la dirección de Enel y Endesa, y lo que esperamos de los accionistas. Si estás de acuerdo, apóyanos. Si tienes dudas, comunícate con nosotros. Las aclararemos. Tod@s unid@s alcanzaremos los objetivos. Estos son:

1) revisiones salariales en línea con los buenos resultados obtenidos y la recuperación económica avalada por el gobierno y los indicadores europeos

2) un rescate salarial para los trabajadores más desfavorecidos por aplicación de unos salarios de ingreso en 2013, cuando se pactó el anterior convenio, que fueron motivados para hacer frente a una recesión económica ya superada

3) dotar a la empresa con un paquete de derechos sociales que representen para los trabajadores el orgullo de pertenencia a la gran empresa en que ingresaron y con la que se sienten comprometidos

4) seguir disponiendo de las herramientas históricas que tan buenos resultados nos han dado, los Acuerdos de Garantías, pactos que se han mostrado eficaces y garantes de la paz social, ahora más necesarios que nunca para abordar de forma sosegada y ordenada los retos derivados de las necesidades que presentan la gestión de plantillas y reorganizaciones futuras

5) finalmente, la dirección debe saber corregir errores de gestión que han desmotivado a trabajador@s  adoptando, de una vez, mecanismos de reconocimiento a la competencia transparentes, objetivables y que verdaderamente supongan para todos los trabajadores un estímulo a la competitividad y superación.

Archivos
Adjunto Tamaño
180430 PrimerodeMayo2018 ES40.pdf      Online 628.7 KB
Ámbito